Aceite de oliva: El cosmético más barato e hidratante

Aceite de oliva como cosmético

El aceite de oliva es un ingrediente imprescindible de la cocina mediterránea. Sus innumerables nutrientes y beneficios, su excelente sabor y su olor y sus grandes propiedades, hacen del aceite de oliva un producto imprescindible en cualquier cocina que se precie.

Pero ya no solo ocupa un lugar privilegiado en la cocina, también se reconocen los efectos saludables de este maravilloso oro líquido como cosmético natural, lo que lo convierte al aceite de oliva en un componente base en la elaboración de muchas cremas faciales y corporales, champús, geles de baño, y todo tipo de cosméticos. Hoy mencionaremos algunos de los poderosos beneficios del aceite de oliva como cosmético natural.

El Aceite de Oliva como hidratante para el cabello

En épocas estivales tanto el pelo como la piel requieren unos cuidados especiales. Y es que el sol, la arena, junto el agua del mar y la piscina pueden estropear y resecar la piel y cabello más de lo habitual. Por ello, la hidratación es fundamental para mantener la piel luminosa y el cabello brillante, y el aceite de oliva es un excelente hidratante y reparador del cabello cuando está reseco, sin brillo o castigado por los factores ambientales.

Remedios caseros con aceite de oliva: Para hidratar el cabello, un remedio muy eficaz es preparar una mascarilla para que solo necesitas un poco de aceite de oliva. Coge un poco de aceite de oliva templado y empápate las manos y extendiéndolo por el cabello y todo el cuero cabelludo dándote un masaje mientras lo aplicas, para que penetre bien en el pelo. Se recomienda hacer esto 2 horas antes de lavarlo, como mínimo. Y si tienes el cabello muy dañado y seco, lo mejor es realizar el proceso de extender aceite de oliva por el cabello y cubrirlo con una toalla un poco húmeda, y dormir con el aceite en el cabello. Al día siguiente, cuando lo laves, notaremos una gran diferencia: estará mucho más suave, hidratado y brillante.

El aceite de Oliva como exfoliante e hidratante

En verano, nuestras manos y pies tienden a resecarse, para tener una piel más hidratada, aconsejamos realizar este simple proceso antes de irte a la cama. Vierte un poco de aceite de oliva en las manos y/o los pies extendiendo bien, y a continuación frótalos con una esponja exfoliante suavemente, dándote un masaje.

Después cubre tus manos con unos guantes y/o calcetines en los pies, dejándolos puestos durante toda la noche. Cuando te levantes los lavas y notarás que la piel estará super suave e hidratada.

También puedes usar aceite de oliva como crema hidratante aplicando una fina capa de por el cuerpo después de la ducha. Deja unos minutos para que la piel lo absorba y sécate con una toalla para retirar los excesos de aceite y evitar manchar la ropa después.

El aceite de oliva es un fantástico cosmético hidratante ideal para:

  • Hidratar, por su capacidad hidratante se aplica directamente sobre la barriga y los muslos en las embarazadas para evitar estrías.
  • Para revitalizar las uñas, aplicándolo en las cutículas, o dejando en remojo las uñas en un poco de aceite de oliva y quedarán mucho más nutridas.
  • Para hidratar la garganta y faringe, otros remedios caseros en los que el se emplea el aceite de oliva para evitar los ronquidos, en cuyo caso las personas que ronquen debe tomar un sorbito pequeño de aceite de oliva y tragarlo despacio.
  • Para el afeitado en personas con pieles sensibles: muchas personas sufren reacciones adversas a los productos químicos con los que están hechas las cremas de afeitar y una solución práctica y económica es reemplazar estos productos para afeitarse y sustituirlos por aceite de oliva. Obtendrán un lubricante natural que no sólo facilita el afeitado sino que también dejará la piel tersa y suave.