Aceite de oliva remedio natural para quemaduras solares

ACEITE DE OLIVA, UN REMEDIO NATURAL PARA ALIVIAR LAS QUEMADURAS LEVES DEL SOL

Durante los meses de verano, es muy normal estar expuesto demasiado tiempo a los rayos ultravioletas que provienen del sol, produciendo en nuestra piel quemaduras leve muy molestas y dolorosas, sobre todo si no se ha aplicado bien con cremas de protección solar adecuada.

Las quemaduras solares son lesiones producidas en la piel por los rayos del sol y que si no se vigilan exhaustivamente, puede producirnos infecciones y cicatrices en la piel, incluso enfermedades mucho más grave como las melanomas.

Lo primero que debemos hacer después de sufrir una quemadura solar, es enfriar y aliviar la zona afectada con agua o una toallita húmeda, aplicando varias veces al día durante un intervalo de 10 o 15 min. Una vez este la piel seca, podemos utilizar uno de los remedios caseros más beneficiosos y saludables que nos proporciona la naturaleza, el aceite de oliva.

Utilizaremos un huevo y 2 cucharadas de aceite de oliva para crear una crema protectora que al aplicarla sobre la piel ayudará a retener la humedad. Estos son los pasos para conseguir este remedio casero:

1- Utilizaremos únicamente la clara del huevo, tendremos que separarla de la yema.

2- Mezclaremos la clara del huevo con las 2 cucharadas de aceite de oliva, obteniendo una pasta homogénea

3- Aplicaremos esta pasta sobre la zona de la piel irritada y quemada por el sol, dando un suave masaje con la palma de la mano tantas veces se quiera, puesto que es un remedio natural y saludable. Eliminaremos el calor y la descamación de la piel, gracias al poder hidratante del aceite de oliva.

4- Los sintomas de quemadura habrá desaparecido tan solo en unos días.

Es recomendable utilizar siempre aceites de oliva virgen de grandes marcas, como por ejemplo las distintas variedades de aceites Maeva, premiado por la calidad de sus productos que producirá un mejor efecto en los remedios caseros.