Adiós a las arrugas con el aceite de oliva

Las arrugas se difuminan gracias al aceite de oliva.

 

Hoy día para luchar contra las arrugas se compran muchas cremas hechas mediantes productos químicos. Tras haberlas usado, sin que nos hayan hecho ningún efecto, nos damos cuenta de que hemos malgastado nuestro dinero.

Recurrimos a muchos tipos de cremas, cuando lo más sencillo es usar una natural, a base de ingredientes naturales.

El aceite de oliva es un ingrediente muy preciado en la cocina, que tiene beneficios no solo para nuestro interior, sino también para nuestra facjada exterior.

El aceite de oliva sirve para la piel ( y por tanto para las arrugas ), el pelo, las uñas… a modo de loción, desmaquillante, crema, mascarilla…y son solo hidrata, sino que también nos protege de los rayos UV solares y hace que se regenere nuestra piel disminuyendo las arrugas.

arrugas aceite de oliva

Pero debes tener cuidado de que sea aceite de oliva virgen extra, ya que por su elaboración a bajas temperaturas conserva más sus propiedades regenerativas.

El aceite de oliva elimina las arrugas más superficiales, pero no las profundas, así que comienza a usarlo para prevenirlas cuanto antes y tratar las más leves.

A continuación toma nota de una receta de mascarilla con ingredientes muy fáciles de conseguir ya que los solemos tener a mano en casa.

Ingredientes:

  • 5 gotas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo (solo la clara)
  • 1 cucharadita de miel

 

Elaboración:

  • En un bol vierte la clara de huevo y bátela a punto de nieve.
  • Añade el aceite y la miel y mezcla todos los ingredientes.

Modo de empleo:

  • Lava bien tu rostro, con un limpiador suave.
  • Tonifica para preparar tu cara y que la mascarilla penetre mejor.
  • Aplica la mascarilla sobre rostro y cuello y deja actuar durante al menos 30 minutos.
  • Notarás como la mascarilla va secando y al mismo tiempo tu rostro de irá estirando.
  • En ese momento, retira la mascarilla con la ayuda de agua tibia.
  • Seca la piel de manera delicada, mediante golpecitos suaves.
  • Si tu cara queda demasiado grasienta, ayuda a retirar la mascarilla con un poco de jabón muy suave.

Puedes repetir este proceso al menos tres veces en semana. Por la noche es más efectivo.

Procura hacer la, mascarilla en el mismo día ya que se echa a perder de un día para otro.