Cómo sustituir Mantequilla por Aceite de Oliva

Cómo sustituir Mantequilla por Aceite de Oliva

Principalmente en repostería, la mantequilla es una de las grasas indispensables, aunque por ejemplo, en la cocina francesa también se utiliza mantequilla en una gran cantidad de platos. En España, tradicionalmente uno de nuestros ingredientes básicos es el aceite de oliva, aunque sigue habiendo recetas en las que puede parecer que no es posible sustituir la mantequilla por aceite de oliva. Pero lo cierto es que si es posible encontrar sustitutos más saludables para ciertos ingredientes, como en este caso, la mantequilla por aceite de oliva.

¿Se puede sustituir la mantequilla por aceite de oliva?

Sustituir la mantequilla por aceite de oliva se ha relacionado con numerosos beneficios saludables. Si bien es cierto que el contenido de calorías puede ser similar, pero a su favor el aceite de oliva contiene otro tipo de grasas saludables y tan solo un 33% serían grasas saturadas, mientras que la mantequilla contiene un 66% de grasa saturada. Además, el aceite de oliva es rico en vitaminas A, D y E, que ayudan a saciar rápidamente el hambre y puede dar lugar a consumir menos cantidad de alimentos.

¿En qué proporción se debe sustituir la mantequilla por aceite de oliva?

Lo habitual es que las medidas de aceite se suelen indicar en mililitros y mientras que la mantequilla se mide en gramos. Por ejemplo, si una receta incluye 100 gramos de mantequilla, podemos sustituirlos por 85 de aceite de oliva virgen extra. La regla es fácil: simplemente hay que quitarle un 15% a la cantidad de mantequilla que vamos a sustituir por aceite de oliva.

¿Por qué tipo de aceite cambiamos la mantequilla?

Si lo que que queremos es sustituir un ingrediente por otro más saludable y por mejorar las propiedades nutricionales, lo ideal es sustituir la mantequilla por aceite de oliva virgen extra. Aunque bien es cierto que algunas variedades de aceite de oliva virgen extra son más fuertes que otras, puede que no sean los más adecuados para algunas recetas de repostería, por eso recomendamos el uso de la variedad arbequina y la hojiblanca para repostería, ya que su sabor es más suave.