Consumir aceite de oliva previene la inflamación en los vasos sanguíneos

Consumir aceite de oliva previene la inflamación en los vasos sanguíneos

Una reciente investigación de la Universidad de Córdoba en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba IMIBIC y en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba está estudiando los efectos beneficiosos del aceite de oliva en pacientes con síndrome metabólico, obteniendo excelentes resultados.

El aceite de oliva virgen extra previene el síndrome metabólico que causa la inflamación de los vasos sanguíneos

El estudio está siendo financiado por el Instituto de Salud Carlos III, y el objetivo es descubrir los efectos antinflamatorios del aceite de oliva. Para ello, se tuvo en cuenta si una dieta rica en aceite de oliva virgen reportaba más beneficios para el organismo que otra en la que se usaba aceite de oliva con un porcentaje refinado. Concretamente, se administraron desayunos a veinte pacientes con síndrome metabólico (conjunto de factores de riesgo que llevan a una persona a poder padecer una enfermedad cardiovascular) del Hospital Universitario Reina Sofía con aceite de oliva virgen y con el mismo aceite, tras retirarle los polifenoles.

El resultado fue que en los pacientes que tomaban el desayuno que incorporaba el aceite de oliva virgen extra, se observó que las células que revisten las arterias estaban más protegidas frente a inflamaciones, orígenes de problemas cardiovasculares, respecto a otros tipos de aceite de oliva que no aportaban la misma cantidad de estos compuestos.

“La inflamación es una reacción de la célula ante una situación de estrés oxidativo. Si no reacciona ante agentes denominados especies reactivas del oxígeno, la célula corre el riesgo de morir, por lo que desencadena una serie de mecanismos de defensa que la llevan, en última instancia, a inflamarse”, puntualiza Francisco Pérez Jiménez, catedrático en la UCO y jefe de servicio de Medicina Interna en el Hospital Reina Sofía. Dicha inflamación perjudica seriamente la corriente sanguínea. Si las células que recubren las arterias se inflaman, el fluido de la sangre se obstruye y pueden surgir problemas de salud como la ateroesclerosis.

Microbiota intestinal

Los compuestos fenólicos del aceite de oliva tienen, además de propiedades antiinflamatorias como las descritas por la investigación, otras antioxidantes y antitumorales. Los investigadores de la UCO en el IMIBIC y en el Hospital Reina Sofía ahora están interesados en estudiar si estas propiedades positivas actúan exclusivamente a nivel celular o si también pueden reportar beneficios directamente en el sistema digestivo y en el papel que juega la microbiota intestinal.

En España, se diferencian diferentes variedades comerciales de aceite de oliva según su calidad. Los más apreciados son los vírgenes y vírgenes extras, que se caracterizan porque el aceite se obtiene directamente de la aceituna. También se comercializan otros, denominados simplemente aceites de oliva, que se componen de una mezcla de aceite refinado y virgen. El experimento comparó los beneficios de un aceite de oliva virgen y el mismo aceite sin los compuestos fenólicos, que se pierden en el proceso de refinado.

“Al refinar un aceite, se retiran también muchos de los compuestos que pueden ser beneficiosos para la salud, como los carotenos o los polifenoles”, explica el investigador principal. Pérez Jiménez dirige una línea de investigación en torno a los beneficios que reporta este producto básico en la dieta mediterránea: “Aunque se conocen muchos en cuanto a las grasas del aceite de oliva, pretendemos avanzar en el conocimiento de compuestos presentes en el alimento que tienen también propiedades positivas”.

La investigación ha sido recientemente publicada en la revista científica European Journal of Nutrition.

Fuente: http://www.olimerca.com/noticiadet/el-sindrome-metabolico-bajo-control-con-el-consumo-de-aceite-de-oliva-virgen-/d5f47b23069ad9dcb1790e073c07774c